14 octubre 2019

Ciao Puglia! (II):
Lo mejor del Valle de Itria y alrededores




Nngún viaje a Puglia estaría completo sin conocer el Valle de Itria, con sus trulli, la construcción tradicional de esta zona, y sus paisajes salpicados de olivos, higueras y chumberas.

Los trulli de Alberobello son posiblemente la imagen más reconocible de la región (no en vano la ciudad es patrimonio de la Humanidad), pero estas construcciones se encuentran por todo el valle y muchas han sido convertidas en hoteles y restaurantes.

Aunque el valle de Itria son también las preciosas ciudades de Locorotondo, Cisternino y Martina Franca, y la maravillosa Ostuni. Y es la base perfecta para explorar los alrededores, ya sea las playas y pueblos de la costa del sur de Bari e incluso Matera, en la vecina región de Basilicata.

Así que si quieres saber qué hacer en el valle de Itria, te propongo siete planes con los que aprovechar bien tu visita:

07 octubre 2019

Ciao Puglia! (I):
Lo mejor del Salento


Niños apoyados en una puerta verde con bici y cactus


Hoy vengo con la segunda entrada dedicada a Puglia. Ya te dije cuando hablé del itinerario que habíamos dividido nuestro viaje en dos partes y la primera la dedicamos a explorar el Salento, justo el extremo del tacón de Italia.

El Salento es sobre todo un destino de playa y mi impresión es que recibe más turismo local que extranjero, al menos a principios de septiembre que es cuando fuimos nosotros. Me imagino que en julio y agosto la cosa cambiará bastante.

Estuvimos cuatro días y nos dio tiempo a ver mucho aunque siempre quedan cosas que hacer (me habría gustado ir a más playas, por ejemplo, y visitar algún pueblo más) pero aún así creo que vimos lo más importante así que aquí tienes mi lista de highlights para que tú tampoco te pierdas nada si estás pensando en visitar la zona.

30 septiembre 2019

Mis favoritos del mes #4




La primavera pasada empecé una sección mensual de favoritos que he dejado aparcada durante todo el verano mientras el blog ha estado en barbecho, pero hoy vuelvo a la carga con ella.

Por si no sabes en qué consiste, básicamente lo que hago es compartir por aquí productos, sitios y todo tipo de recomendaciones que me han gustado personalmente y que creo que le pueden interesar a más gente.

Este mes en concreto vengo con una app con la que contribuir a reducir el desperdicio de alimentos y con la que ahorrar algo de dinero en comida (win-win), una charla de un podcast con la que me sentí tremendamente identificada, un documental de cocina de Netflix y una mascarilla exfoliante para recuperar los pies después del verano.

¡Vamos allá!

23 septiembre 2019

Puglia en 10 días:
itinerario y alojamientos


Niña pasando frente a una pared blanca con puerta verde y cactus


Si me sigues en Instagram, ya sabrás que nuestras últimas vacaciones las hemos pasado en Puglia y también sabrás lo muchísimo que me ha gustado: playas de aguas turquesas, pueblos pintorescos, villas marineras y buena comida. Vamos, lo que viene siendo la dolce vita...


Para que te sitúes, Puglia es el tacón de Italia. En realidad, abarca más que eso porque la región se extiende más al norte pero así es muy fácil de localizar y, además, esa es la zona por la que nos hemos movido nosotros; la parte norte queda pendiente para otra escapada.

Puglia es una zona relativamente poco explotada, al menos comparada con la Toscana o la Costa Amalfitana pero tiene mucho que ver y resulta un viaje facilísimo de organizar. Fuimos con un vuelo directo desde Madrid a Bari y alquilamos un coche para movernos.

Lo del coche es fundamental. Las distancias no son muy grandes pero hay muchísimos pueblos y playas que visitar y me imagino que cuadrar horarios de autobús debe ser complicadísimo, así que a menos que vayas con todo el tiempo del mundo no te lo recomiendo. Y además, conducen mejor que en Nápoles o en Sicilia.

16 septiembre 2019

Pirineo de Huesca:
5 rutas cerca de Boltaña para hacer con niños


Niña caminando en un paisaje con niebla entre montañas


Me encanta la montaña.

Mis padres nos llevaban a esquiar cuando era pequeña, así que lo de ir a la montaña en invierno es algo que he hecho siempre y además es uno de los planes que más disfruto en familia (si te interesa puedes leer la entrada que escribí sobre Esquiar con niños.) Pero lo de ir en verano a hacer rutas es algo relativamente reciente, la verdad, y no me puede gustar más.

Y quiero que mis hijos aprendan a disfrutarla y a quererla desde pequeños. Yo tengo la teoría (carente de todo fundamento científico, pero bueno) de que la gente a la que le gusta la montaña es mejor persona. Supongo que tiene que ver con hacer algo que te cuesta un esfuerzo físico pero que es muy gratificante, con estar en contacto con la naturaleza y aprender a cuidar de ella. Y que, sinceramente, esos paisajes engrandecen el alma. Es una cursilada pero es totalmente cierto.