02 abril 2020

Zucchini bread, o la forma más deliciosa de comer calabacín




Te voy a confesar una cosa: soy de las ingenuas que pensaba que durante la cuarentena iba a aprovechar el tiempo como nunca y que dejaría mi lista de asuntos pendientes a cero. Sí, lo sé, ¡ilusa de mí! Pero no te preocupes porque a estas alturas ya tengo perfectamente asumido que ese no va a ser el caso.

No tengo la casa como los chorros del oro (de hecho he relajado bastante mis estándares de limpieza), no me paso el día haciendo ejercicio/yoga/pilates y, por supuesto, todos mis proyectos personales pendientes (tipo hacer álbumes de fotos, desempolvar la máquina de coser o escribir artículos para el blog) siguen tan aparcados como el primer día.

Pero lo que sí que estoy haciendo es cocinar mucho. Y como paso tanto tiempo en la cocina el otro día me dio por reorganizar algunos armarios y poner un poco de orden (tengo el de los tuppers como en la vida) y mientras colocaba los libros de cocina me encontré con uno que tenía medio olvidado.

16 marzo 2020

1001 recursos para sobrellevar el confinamiento




Si tuviera que quedarme con algo de todo este follón en el que estamos metidos sería con el sentido del humor de la gente y con las muestras de generosidad que estoy viendo estos días.

Yo nunca he sido muy de compartir memes en los chats de grupo pero últimamente estoy que no paro, y es que me parto de risa con las ocurrencias del personal. Y, francamente, espero que no decaiga porque hay que intentar buscarle el lado divertido a todo esto.

En cuanto a la generosidad, resulta que desde hace unos días no paro de ver iniciativas tanto particulares como de empresas con las que intentan hacernos mucho más llevadero el estar encerrados en casa permitiendo el acceso de manera altruista a contenidos que normalmente son de pago.

10 febrero 2020

Desconexión en el valle de Quirós (Asturias)




Salimos de Madrid rumbo a nuestro fin de semana de desconexión rural en Asturias un viernes por la tarde. No paraba de llover y yo no podía dejar de pensar en las palabras de mi amiga Noe, asturiana ella: “Seguro que tendréis buen tiempo porque aquí dan lluvia y allí van siempre al revés.” Pero Gloria aún estaba dando sus últimos coletazos en la península y yo no me las prometía muy felices...

Aunque, la verdad, me daba igual. Después de nuestro intento frustrado un par de meses antes cuando tuvimos que cancelar el viaje por un temporal de nieve que dejó un montón de puertos cerrados, yo lo único que quería era llegar y disfrutar de la casa.

29 enero 2020

Mis favoritos del mes #6




Yo siempre he dicho que mi único talento es dormir. Lo digo medio en broma, sí, pero es verdad que tengo una gran capacidad para echarle muchas horas y quedarme dormida en cualquier sitio algo que, trabajando a turnos, es una bendición.

Puedo meterme en la cama después de llevar a los niños al colegio y quedarme dormida como si nada incluso con las persianas levantadas; no soy inmune al jet lag (ya me gustaría) pero en los viajes enseguida me adapto a los nuevos horarios; y una vez dormí durante un terremoto en Los Ángeles (bueno, me acabé despertando cuando la gente empezó a correr y a gritar por los pasillos pero pensé que había una fiesta en la habitación de al lado...)

¿Y por qué te cuento todo esto? Pues porque una de mis recomendaciones de este mes es una charla TED realmente interesante llamada precisamente Sleep Is Your Superpower. Y la verdad es que después de escucharla me he dado cuenta de que lo hago fatal y estoy a años luz de convertir mi talento en un superpoder.

El resto de recomendaciones de este mes son un documental sobre un asesino en la red (la gente está fatal) y dos productos estupendos para el cuidado de la piel y el cabello.

20 enero 2020

Los podcasts que me tienen enganchada


Foto: Kaboompics.com for Pexels

Ya he hablado varias veces en el blog de lo mucho que me he aficionado a los podcasts y, aunque en alguna ocasión he recomendado alguno (lo puedes ver aquí y aquí) tenía pendiente escribir un post con mis favoritos.

Por si no sabes de qué estoy hablando (que me extrañaría mucho) un podcast viene a ser un programa de radio sobre un tema concreto, de entre 30 minutos y una hora de duración, que se descarga y se escucha cuando más te convenga a través de una plataforma o app.

Hasta hace cosa de un año yo no había escuchado ninguno y ahora casi no oigo otra cosa. En el coche ya no pongo la radio (a no ser que vaya con los niños, claro, que a ellos esto les parece un rollo), me encanta ir andando con los cascos cuando voy a buscarles al cole o a hacer algún recado por Madrid y las pocas veces que me subo a la cinta de correr también me acompañan.