31 de enero de 2018

Costco: el gigante americano en Madrid


Si hay una cosa que me gusta de Estados Unidos son las tiendas y supermercados a lo grande. Si me sueltas en un Walmart, un Target o incluso un Walgreens, te puedes olvidar de mí durante horas con la tranquilidad de saber que además estoy feliz.



Son tiendas en las que puedes encontrar absolutamente de todo y generalmente a muy buen precio.

Sí, ya sé que aquí no hay problema para conseguir cualquier cosa, pero no es lo mismo. O por lo menos a mí no me lo parece, porque de verdad que yo allí me vuelvo loca.



Pon que necesitas papel para envolver un regalo: pues tienes 200 tipos diferentes. Pero es que además hay un montón de bolsitas preciosas para meter el regalo dentro. Y tarjetas. Y papel de seda en todos lo colores que te puedas imaginar... Y resulta que todo eso está al lado de la sección de papelería, así que para qué quieres más: rotuladores de todo tipo, carpetas, folios de colores... (¿alguien más por ahí que tenga un problema con las papelerías?) Y justo al lado están las mochilas: los niños ya tienen, pero da igual porque mira esa qué bonita es y encima está tirada de precio. Bueno, la otra ya se está empezando a romper, ¿no?...

Y así con todo.

Y yo cuando voy a comprar aquí soy mucho más comedida, lo prometo. No tengo para nada ese ansía viva de arramplar con todo lo que veo.

Por suerte (o no, según cómo se mire) hace un par de años abrieron un Costco en Madrid y yo voy de vez en cuando a dar rienda suelta a mis impulsos consumistas made in America.

Y si tú también eres de los míos, no te lo puedes perder.


¿Qué tiene de especial?


Para empezar todo es a lo grande: desde las plazas de parking hasta los carros de la compra, pasando por el tamaño de los artículos en venta, porque muchas de las cosas se venden al por mayor.

Así que ahí va mi primer consejo: a no ser que tengas familia supernumerosa, o dispongas de una despensa gigante y/o un congelador digno de un restaurante de tamaño medio, lo mejor es que vayas con alguien con quien poder dividir las compras. Porque los precios están muy bien, pero las cantidades son exageradas.

Para que te hagas una idea, la última vez que fui mi cuñada me encargó un paquete de preparado para hacer tortitas. Bueno, pues la bolsita en cuestión es de ¡4 kilos! Obviamente, a menos que pretendas no comer otra cosa durante varios meses, eso no hay quien lo consuma... Así que al final lo compré, sí, pero lo repartimos entre hermanos y cuñados y aún así tendremos tortitas para una temporada larga.





¿Merece la pena?


Sí, por los precios y porque hay muchas cosas que son difíciles de encontrar en otros sitios.

Hay muchos productos orgánicos y ecológicos que no se encuentran muy fácilmente o que normalmente son carísimos y aquí están mucho mejor de precio: aceite de coco (también harina y azúcar de coco), sirope de arce, extracto de vainilla puro, etc.





Por supuesto también tienen todas las "guarrerías" americanas que te puedas imaginar: el preparado para tortitas del que te hablaba más arriba, cereales, brownies, y una sección de repostería con muffins y tartas de todo tipo.

La carne también está fenomenal. A mí me gusta comprar carne picada porque no tiene nada de agua ni conservantes, es solo ternera 100%. Como la venden en bandejas grandes (de aproximadamente 2 kilos), y caduca enseguida yo en cuanto llego a casa la divido en porciones más pequeñas y la congelo.


¿Sólo venden comida?


No. Venden también electrodomésticos, ropa, material de oficina y papelería, maletas, muebles...

Pero es verdad que en todas estas cosas la oferta va variando, y no siempre puedes contar con encontrar algo en concreto. Algunas cosas, como la KitchenAid, sí las suelen tener siempre pero otras cuando se acaban no reponen el stock, o no traen exactamente el mismo modelo.




Así que aquí va mi segundo consejo: ante la duda, llévatelo. Siempre estás a tiempo de cambiar de opinión y la política de devoluciones de Costco es estupenda.

Y créeme que da mucha rabia volver a por algo que tenías fichado y no encontrarlo: a mí me pasó estas Navidades, que me quedé sin una bolsa de viaje de Samsonite estupenda que había pensado regalar...


¿Qué cosas merecen la pena?


-La Crockpot (si no sabes de lo que te estoy hablando echa un vistazo a esta entrada Pon una Crockpot en tu vida): solo tienen un modelo (el mismo que tengo yo) pero cuesta 60€, 15€ menos que en Amazon, y ahora mismo está en oferta a 50€. Ahí lo dejo...




-Las vitaminas, complementos y suplementos alimenticios: tienen todos los que te puedas imaginar y más .

-Los libros infantiles, especialmente en inglés. En concreto hay una edición preciosísima de cuentos de Roald Dahl que está genial, y un montón de cuadernos de actividades y libros para colorear.





-Los abrigos y la ropa de esquí para niños: por 35€ tienes un conjunto de peto más anorak que está francamente bien, aunque sólo hay un par de modelos para elegir.

-Las maletas: siempre tienen uno o dos juegos de Samsonite, más algún otro de marcas menos conocidas.

-Por lo visto la óptica y los neumáticos están fenomenal; pero no he utilizado ninguno de esos servicios.

Hay un montón de cosas más, pero eso depende de las necesidades de cada uno, claro. Por comprar, yo he comprado hasta un limpiafondos para la piscina.

Y esto me lleva a mi tercer consejo: ve mentalizado porque es muy probable que acabes gastando bastante más de lo que tenías previsto.


¿Qué no comprar?


No todo es una ganga ni mucho menos. Por ejemplo, yo no compró champú ni pasta de dientes ni cosas así, porque no me merece la pena llevarme 10 desodorantes para ahorrarme un par de euros.

Y en electrónica puedes encontrar ofertas puntuales que estén mejor en otros sitios así que merece la pena comparar precios.

Foto: Costco

Luego están las cosas que me encantaría llevarme pero no puedo porque no vivo en una mansión de cientos de metros con un jardín inmenso: el oso gigante (¡¡mide 2,36 metros!!), una casita con columpios y toboganes para el jardín, un congelador de esos tipo armario, o una especie de nevera/barra de bar/discoteca para montar las fiestas en la piscina más chulas de toda la urbanización.

Sinceramente, no sé si esos productos tienen mucha salida en el mercado español, pero a mí me encanta verlos.


¿Puede ir cualquiera?


Hay que ser socio, pero cualquiera puede sacarse la tarjeta en el momento; no es como en Makro,   que hace falta tener un negocio de hostelería. La cuota anual es de 36,30€.

Lo bueno es que cada socio puede llevar dos invitados cada vez que va, aunque el otro día me dijo una empleada que no ponían pegas si venían más.

Ojo, la única pega es que los invitados tienen que pagar en efectivo. Claro, siempre puede pagarlo el socio con su tarjeta, y luego arreglar cuentas pero que lo sepas para que no haya sorpresas.


En fin, tanto hablar de Costco, me he dado cuenta de que hace tiempo que no voy. Tendré que ir preparando mi próxima incursión. ¿Quién se viene?



Costco
Polígono empresarial Los Gavilanes
Calle Agustín de Betancourt 17
28906 Getafe (Madrid)
Ver mapa





Suscríbete para no perderte ni una entrada:


10 comentarios:

  1. Yo me apunto!! Hay alguna cosilla por ahí a la que tenía el ojo echado desde hace tiempo de tanto oírlo. Y ahora con lo de las maletas... lo difícil va a ser coincidir!! 😉😘

    ResponderEliminar
  2. No sé si algún día me animaré a ir a Costco, pero por lo pronto ya me he hecho con la colección de Roald Dahl, gracias por el dato!Estefania P.

    ResponderEliminar
  3. Se te ha olvidado comentar lo de la gasolina! Yo curro al lado, y todos mis compañeros echan gasofa allí y dicen que se ahorran un buen dinero! Claro .... que solo compensa si vives por allí o trabajas al lado! Pero es otro dato a tener en cuenta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cierto! Yo no voy a echar gasolina a propósito, pero es verdad que siempre que voy pongo. De hecho, me da bastante rabia ir con el depósito lleno ;D ¡Un beso!

      Eliminar
  4. También hay un Costco en Sevilla! Me encanta ir de vez en cuando. Por cierto, para que no te de rabia lo de la maleta, nosotros la compramos y la devolvimos porque no tenía opción a poner candado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Sí, en Sevilla abrieron antes! Recuerdo haber hablado de esto con Curro en Brasil :D
      Gracias por decirme lo de la maleta; ya me quedo más tranquila... Un beso fuerte

      Eliminar
  5. Me siento totalmente identificada con esta entrada, sobretodo con el afán consumista solo cnd estás en USA en una de estas tiendas! A mí me pasa igual, allí parece que me da igual gastar, lgo aquí parece que me da mas cosilla!! Un beso ��

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad? No sabes cómo me tranquiliza saber que no soy la única que se vuelve loca ;D ¡Un beso!

      Eliminar