20 mayo 2019

Tulum con niños


Dos niños en la playa frente a unos carteles de colores con distancias a ciudades del mundo


Tulum es un paraíso hippie-chic lleno de hotelitos ecológicos ideales, cada uno con su beach club correspondiente, preciosos restaurantes a pie de playa y tiendecitas monísimas. Vamos, el lugar perfecto para pasarte el día tomando margaritas a la sombra de una palmera, yendo a comer y a cenar a sitios guays y moviéndote en bici de un lado a otro.

Lo malo es que para mí ese es el plan perfecto para hacer sin niños (y con un marido al que le guste más la playa que al mío...), pero por suerte Tulum ofrece muchas actividades para hacer en familia.

Aquí te cuento lo que hicimos nosotros.


Niño con bañador verde subido a una palmera en la playa

Niña con bañador turquesa subida a una palmera


Tulum está dividido en dos partes. Por un lado está el pueblo propiamente dicho y por otro la playa. El pueblo en sí no tiene nada especial, aunque hay algunos restaurantes muy auténticos que molan mucho.

La zona que siempre sale en las fotos es Tulum playa. En realidad no es más que una calle larguísima que discurre paralela al mar donde están todos esos hoteles, tiendas y restaurantes que te decía al principio.


Chica en bici pasando frente a la heladería Campanella en Tulum

Niños sentados frente a una furgoneta tienda en Tulum


Si vas en pareja o con amigos ni te lo pienses: te recomiendo quedarte en la playa. Pero si vas con niños como nosotros me parece mejor idea alquilar uno de los muchos apartamentos que hay en Aldea Zamá, una zona nueva a mitad de camino entre el pueblo y la playa. Para ir a la playa hay un buen paseo, pero si no tienes coche puedes alquilar una bici.


Playas


Las playas de Tulum son públicas aunque muchas veces no hay acceso directo desde la carretera y hay que atravesar algún hotel para llegar hasta el mar.

Puedes quedarte en cualquiera de los clubs de playa (pagando por la sombrilla y la tumbona, claro, y en algunos casos una consumición mínima) y te aseguro que el problema será elegir alguno porque hay muchísimos y cada cual más chulo que el anterior.

La playa es muy bonita –arena blanca, aguas turquesas y palmeras–, pero tiene una gran pega: el sargazo. El sargazo es un alga parda que es una auténtica plaga en todo Tulum. Aunque limpian las playas con regularidad es difícil encontrar alguna que se libre porque llega a la costa a toneladas.


Dos niños caminando sobre la arena


La primera tarde fuimos directos a Playa Paraíso, una bonita playa de 3 kilómetros que se encuentra de camino a las ruinas y que sí tiene acceso directo desde la carretera.

La orilla estaba llena de sargazo (encima el día estaba tormentoso y el mar bastante revuelto) pero contra todo pronóstico a mis hijos les dio igual y se metieron directamente en el agua pasando por encima de las algas. Tengo que reconocer que a mí me dio algo más de asquito...


Dos niños en bañador corriendo hacia el mar en una playa de arena blanca con sargazo


Por suerte encontramos otro sitio que para mí fue el mejor para pasar un día en la playa con niños. Se llama Caleta Tankah y está a 5 kilómetros al norte de Tulum. 


Niña en una piscina natural junto al mar y mujer tomando el sol apoyada en una palmera
Niños en bañador frente a unos carteles de colares con distancias a ciudades del mundo


Puede que no tenga el glamour de la zona de playa de Tulum pero a mí me pareció perfecto para pasar el día con los niños. Para empezar prácticamente no había algas, la playa era muy amplia y estaba bastante tranquilo para ser un sábado de Semana Santa.

Pero es que además tiene una piscina natural a orillas del mar protegida por unas rocas (la "caleta" que le da nombre) y su propio cenote (abierto, no de los subterráneos) al que se llega siguiendo un caminito a través de la selva.


Hombre y dos niños de espaldas en un camino en la selva

Mujer y dos niños medio sumergidos en un cenote abierto rodeados de vegetación



Actividades



Si no quieres limitarte a estar todo el día "vuelta y vuelta" en la playa, desde Tulum puedes hacer un montón de excursiones de medio día o día entero: nadar en un cenote, descubrir la reserva de Sian Ka'an, visitar alguna zona arqueológica o pasar el día en alguno de lo numerosos parques temáticos de la zona son solo algunas de las actividades que puedes hacer.

Zona arqueológica de Tulum


La zona arqueológica de Tulum no es la más espectacular en cuanto a ruinas se refiere, pero tiene una ubicación imbatible a orillas del mar.


Templo maya en un promontorio junto al mar


Me llamó la atención porque es más grande de lo que me esperaba. Yo pensé que las ruinas se limitaban a El Castillo, que es la imagen típica de Tulum con un templo maya en lo alto de un pequeño promontorio con el mar turquesa de fondo.

Nosotros no tuvimos demasiada suerte con el tiempo así que no vimos esa imagen de postal con el agua de color turquesa pero con todo y con eso me encantó. Ah, y mantén los ojos abiertos para ver la fauna local: nosotros vimos un montón de lagartos gigantes y un coatí. 


Coatí


Puedes llegar desde el pueblo en bici o en coche, o incluso a pie si no te importa darte un buen paseo y no hace demasiado calor. Merece la pena intentar madrugar un poco para poder disfrutar de las ruinas con relativa tranquilidad. La diferencia de gente de cuando llegamos a eso de las ocho y media (abren a las 8) a cuando nos fuimos un par de horas después era abismal.


Niño corriendo al lado de unas ruinas mayas en Tulum

Ruinas mayas en Tulum con palmera


Nadar con tortugas en Akumal


Akumal está a unos 30 kilómetros de Tulum (aproximadamente 25 minutos) y lo que tiene es que en su playa puedes nadar con tortugas en libertad.


Niño buceando junto a una tortuga en Akumal


Es una zona protegida por lo que hay que pagar para acceder a la playa y en teoría hay un límite de visitantes diario.

Una vez en la playa hay una zona de acceso libre que no es muy grande (unos 20 metros mar adentro) y aunque allí podrías ver alguna tortuga lo normal es que estas se encuentren más alejadas, en la zona donde hay pasto marino, que es de lo que se alimentan.


Barcas en la playa de Akumal con palmeras en primer plano

Niña con bañador de rayas y ganas de sol en la playa de Akumal


Para entrar en la zona protegida hay que ir acompañado de un guía y es obligatorio llevar chaleco (te lo proporcionan cuando contratas al guía, al igual que la máscara de buceo) para poder flotar y no pisar el fondo marino.

Por supuesto las tortugas no se pueden tocar y hay que dejarles espacio vital y no atosigarlas. Nosotros vimos tres: la primera de ellas era enorme pero no se movió del fondo, y las otras dos algo más pequeñas pero que subían continuamente a la superficie. Me encantó verlas nadar.


Visitar el parque de Xcaret


Xcaret es una de las mayores atracciones turísticas de la Riviera Maya. Es un parque sobre la cultura mexicana en un entorno de selva y mar. No es un zoo, aunque hay animales, ni un parque acuático, aunque hay muchas atracciones de agua. 


Padre e hijo con alas de colores en Xcaret


Nosotros pasamos un buen día pero reconozco que no lo disfrutamos tanto como habríamos podido porque nos organizamos fatal. Escribiré una entrada solo sobre el parque porque merece la pena aprovecharlo, entre otras cosas porque la entrada no es nada barata y hay que sacarle el máximo partido posible.


Comer


En Tulum hay decenas de restaurantes chulos pero para ir con niños a mí me gustaron estos:

Tacos Kukulkan


Un lugar super auténtico en Tulum pueblo. En teoría abren solo para cenar, a partir de las 5 de la tarde, pero nosotros aparecimos por ahí a la hora de comer (era bastante tarde, horario español) y nos atendieron. Fueron los primeros tacos del viaje y no decepcionaron, desde luego. Y el agua fresca de sandía estaba buenísima.


Niño comiendo tacos

Detalle de un plato de tacos


Taquería Honorio


Una taquería muy sencilla en el centro de Tulum que es poco más que un tenderete con unas mesas. Es baratísima y los tacos son excelentes. De hecho hay que ir pronto porque se quedan sin ellos enseguida.


Niña pasando frente a un puesto de tacos en Tulum


Mateo's Mexican Grill


En plena "milla de oro" de Tulum playa está este restaurante informal con terraza. Para ir con niños es estupendo: la comida está muy buena (tacos, burritos, quesadillas...), hay muy buen ambiente y el personal es muy amable. Además la noche que estuvimos cenando había música en vivo ¡y eran muy buenos! 



Exterior del restaurante Mateo's Grill en Tulum


Restaurante Chacabar


De lo poquito que hay en Aldea Zamá. Es un restaurante pequeño pero muy chulo con una terraza muy agradable. Las pizzas están deliciosas.


En este mapa tienes localizados todos los lugares que menciono en el post.


__________________________________________



Si quieres puedes guardarte esta entrada para consultarla mas adelante, y no te olvides de compartirla si conoces a alguien a quien le pueda interesar. ¡Gracias!



Niña en bañador corriendo hacia el mar con el texto "Tulum con niños"



2 comentarios:

  1. Hola! Es un lugar fantástico. Tuve la oportunidad de ir hace unos años y volvería sin duda.
    Te invito a pasar por mi blog. Estoy de sorteo. Bss

    ResponderEliminar
  2. ¡Yo también volvería encantada!

    ResponderEliminar