07 febrero 2018

4 disfraces DIY fáciles y rápidos



Bueno, bueno, pues ya tenemos el carnaval encima, y si tienes niños en edad escolar lo más seguro es que te toque disfrazarlos algún día de estos.


Padre e hijo con guitarras eléctricas


Tengo que decir que en el colegio de mis hijos nos lo ponen bastante fácil con el tema disfraces, tanto para los festivales como para el carnaval y suelen dar un tema super amplio para que los niños se disfracen de lo que quieran: profesiones, nacionalidades, medio ambiente, animales del bosque...

Por supuesto, siempre se pueden comprar, pero como a mí me encantaría ser una de esas madres Pinterest que hacen unos disfraces maravillosos con estas manitas, cuando llega la hora de disfrazar a los niños me suelo venir arriba. Pero luego me doy cuenta de que me falta tiempo y talento así que lo normal es que me pille el toro y me toque improvisar un poco...

A pesar de todo hay un par de disfraces de los que me siento bastante orgullosa porque fueron muy fáciles de hacer pero quedaron muy resultones.

Así que si andas escasa de ideas aquí los tienes. A lo mejor alguno te sirve:


1. Disfraz de médico


Este es del que más orgullosa estoy porque lo hice la noche anterior sin "plan B" y no las tenía todas conmigo. Tenía que pintar la camiseta a mano alzada y ni siquiera tenía otra de repuesto por si la fastidiaba y me tocaba repetirla.

El concepto es muy parecido a este disfraz de Imaginarium, pero en plan casero. Para hacerlo utilicé una camiseta de manga corta blanca normal y corriente que era de mi sobrino y a Daniel le iba grande, así que era perfecta para hacer la bata.

Bata de médico DIYNiño disfrazado de médico


Lo único que hice fue coger un rotulador indeleble y pintarlo como si fuera la bata de un médico con sus bolsillos, su termómetro y la cruz roja. También puse Dr. Daniel en la pechera para que no quedara ninguna duda de qué iba disfrazado.

La parte de abajo era un pantalón de pijama (sí, de los de dormir) y llevaba unas Crocs para completar el look.

La luz frontal la hice recortando dos círculos de un tetrabrick de leche con la parte interior hacia fuera y pegados a una media. Easy peasy.


2. Disfraz de flor


Cuando en el colegio tocó el tema del medio ambiente le pregunté a Sofía de qué quería disfrazarse y me dijo que de flor.

Yo feliz, claro, porque a priori no me pareció nada complicado. No quiero imaginarme la cara de la madre del compañero que iba de contenedor de reciclaje de vidrio. Ojo que el disfraz era para verlo: ¡qué currada!


Niña disfrazada de flor amarillaNiña disfrazada de flor


Aprovechando que Sofía había elegido algo sencillito decidí hacérselo yo. En internet hay miles de tutoriales de disfraces caseros de flor, algunos de ellos verdaderas obras de arte, pero yo no quería complicarme demasiado la vida.

Al final le compré un tutú amarillo, cogí una camiseta blanca a la que le cosí un tallo y un par de hojas de fieltro con la máquina de coser (estoy segura de que me habría quedado mejor a mano o incluso pegándolo directamente a la tela, pero me acababa de comprar la máquina y tenía que estrenarla) y en la cabeza le puse una corona de pétalos de goma EVA pegados a una diadema.

No es el mejor disfraz de flor del mundo pero ella estaba encantada. (Y sí, para ir al cole le puse unos leotardos debajo.)


3. Disfraz de Isadora Moon


Por si no la conoces, Isadora Moon es un personaje de unos cuentos infantiles. Es una niña mitad hada mitad vampiro, y a mi hija le encanta. Si tienes niñas entre 7 y 9 años te recomiendo los libros.



Dibujo de Isadora Moon
Foto: Harriet Muncaster


A Sofía le gusta tanto que este año me pidió que su fiesta de cumpleaños fuera de Isadora. No hay nada de merchandising de los libros, pero las ilustraciones son todas en rosa, negro y plata, así que fue bastante fácil.

Quise darle una sorpresa y que ella fuera vestida de Isadora y la verdad es que quedó muy bien con muy poco esfuerzo.


Niña disfrazada de Isadora MoonNiña vestida de Isadora con conejito rosa


Como su cumpleaños es en Navidades encontré en H&M un vestido de fiesta (¡rebajado!) que parecía hecho a propósito para el disfraz porque era de gasa negra con estrellitas plateadas. Fue una suerte, pero de no haberlo encontrado le habría puesto un tutú rosa o negro.

Para los cuernecitos, compré unos de disfraz de diablesa que venían con unas plumas rojas, y lo único que hice fue quitarlas y pegar otras plumas rosas (las encontré en el mismo chino en el que compré los cuernos).

Le hice una varita mágica (bueno hice un montón para dar a los invitados) con unos palos de brocheta y goma EVA plateada y rosa que casualmente tenía por casa. Y para rematar el disfraz le compré un conejito de peluche rosa muy parecido a Pinky, la mascota de Isadora. ¡Estaba emocionada!


4. Disfraz de rockero


Voy a ser sincera: aquí Daniel no iba disfrazado, pero la camiseta de los Stones, los vaqueros pitillo y la guitarra eléctrica son totales, ¿o no?

Y más fácil, imposible.

Padre e hijo cantando con guitarra eléctrica
Padre e hijo tocando la guitarra eléctrica




Bueno, pues como ves probablemente ninguno de estos disfraces ganaría un premio en un concurso,  pero yo creo que no están mal y, sobre todo, la relación entre el tiempo y el dinero invertidos y el resultado es más que aceptable, ¿no te parece?

Y tú, ¿eres de hacer o de comprar disfraces?



Suscríbete para no perderte ni una entrada:


2 comentarios:

  1. muy chulos todos los disfraces!me encanta Isadora Moon y los rockeros totales...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Cristina! La verdad es que ese día estaba supergraciosos. ¡Y el disfraz de Isadora me gusta hasta para mí! ;D Un beso

      Eliminar