27 de septiembre de 2017

La banda sonora de mi vida



Hace ya la tira de años fui a una fiesta en la que el cumpleañero nos hizo un regalo chulísimo.

Mi amigo cumplía 25 años y decidió regalarnos un CD con los "25 Temazos" (así lo tituló) que habían marcado su vida. Entonces grabar un CD era toda una hazaña porque estamos hablando de finales de los 90, cuando localizar una canción sin iTunes, Youtube ni tan siquiera "la Mula" (seguro que más de uno no sabe de qué estoy hablando 😅) tenía su mérito.

Pero si el CD estaba bien (una selección totalmente ecléctica de temas, que incluía desde Comando G y Amigo Félix hasta Bohemian Rhapsody o el himno del Atleti), el verdadero regalo estaba dentro.

La carátula se desplegaba y en el interior nos explicaba por qué había elegido cada una de las canciones, y se las apañaba para que todos y cada uno de sus amigos apareciéramos nombrados y relacionados con alguno de los temas. Y como encima es una persona superingeniosa, el texto era como para enmarcarlo.

Que sepas, Miguel, que hace años me deshice de toda mi colección de CDs, pero "25 Temazos" sigue conmigo.

El caso es que hoy he decidido hacer un poco lo mismo y hablar de las canciones que me han acompañado a lo largo de los años. No están todas las que son porque sería un post interminable, pero definitivamente son todas las que están.

Te presento la banda sonora de mi vida:


1. Guilty - Barbra Streisand y Barry Gibb (1980)




Si hay una canción que no puede faltar en mi lista es ésta. 

Durante años los fines de semana en mi casa nos levantábamos al son de Barbra Streisand y Barry Gibb desgañitándose a todo volumen... ¡y mi madre con ellos! Mi madre no era precisamente de las de poner música a todas horas, pero este disco sonaba enterito, en bucle y a todo volumen, mientras hacíamos limpieza general. 

Me encantan todas y cada una de las canciones del disco porque me recuerdan a ella, pero "Guilty" es especial. Y de verdad que es preciosa. Si no la conoces, hazte un favor: conecta ahora mismo los altavoces y dale al play.

De nada.





2. Ni tú ni nadie - Alaska y Dinarama (1984)



Cuando yo era pequeña y más o menos hasta los quince o dieciséis años, nuestro plan de fin de semana era ir a un club de tenis. Teníamos una pandilla estupenda y nos pasábamos el día allí, totalmente asilvestrados.

Una vez decidimos montar una coreografía con esta canción que mi hermana tenía grabada en una cinta. De tando darle a rebobinar y al play, acabamos dándole al botón rojo de rec y borrando un trozo... ¡Desastre! Anticipando la ira de mi hermana se nos ocurrió grabarle una disculpa en el trozo borrado, así que en medio de la canción de repente Alaska se paraba en seco y se oía a un coro de niños: "Lo sentimos, Patty, ha sido sin querer... sin querer..." (ni siquiera logramos sincronizarnos bien.)

Pero funcionó. Conseguimos que mi hermana no se enfadara, y ahora esa canción representa para mí toda una época de mi infancia. Y me consta que no soy la única de la "pandi" a la que le pasa.





3. Every breath you take - The Police (1983)



Después vino la época de empezar a salir. Mis primeras salidas "nocturnas" (sólo hasta las diez y media) fueron a las fiestas que organizaban en la clase de mi hermana mayor para el viaje de fin de curso.

De esa época tengo muchísimos recuerdos y muchísimas canciones, pero ésta es la del primer "lento" que bailé con un chico, y fue en una de esas fiestas.

Por si te lo estás preguntando, la cosa no pasó de ahí, y eso que yo estaba coladita por él. Pero da igual; estuve flotando durante semanas después de aquel baile. Y la canción me sigue encantando, por supuesto.





4. Alexandrie Alexandra - Claude François (1978)


Mi época universitaria fue muy larga y es difícil de resumir con una sola canción.

Pero de todos esos años lo mejor fue mi Erasmus en Ginebra. Recuerdo que la gente me decía que cómo se me ocurría irme a Ginebra con lo aburridos que son los suizos. Pues no sé si serán aburridos o no, pero lo que está claro es que los universitarios son iguales aquí, en Suiza y en la Conchinchina, y yo me lo pasé de muerte.

Había pasado algún verano fuera, pero esa era la primera vez que realmente salía de casa sola y no tenía que rendir cuentas a nadie.

Esta canción sonaba siempre en las fiestas de los jueves de la Cité Universitaire, y la primera vez que la oí no daba crédito: ¿Pero qué era esa horterada que todo el mundo se sabía de memoria?

Pues para que te hagas una idea, era como cuando aquí ponen la de Vivir así es morir de amor de Camilo Sesto. La gente se volvía loca, y para mí se convirtió en una especie de "himno" de esa época. (Por favor, si has estado de Erasmus en algún país francófono dime si tú también la has oído.)

Por cierto, el vídeo no lo había visto hasta ahora que lo he buscado para ponerlo aquí. No tiene desperdicio...




5. Positivity - Suede (2002)



Cuando empecé a trabajar, estuve viviendo una temporada en Barcelona. Fueron casi seis años en una ciudad que me encanta y de la que guardo un recuerdo maravilloso. Sinceramente, creo que no podría habérmelo pasado mejor.

Fue una época de viajes, cenas y miles de planes con unos buenísimos amigos.

Y muchos de esos planes fueron conciertos. Yo, que nunca había sido de ir a conciertos, no me perdía ni uno. Fuimos a ver a los Rolling, U2, Bruce Springsteen.., y también a algunos menos multitudinarios como The Waterboys o Suede...

Ésta es solo una de las muchas canciones que me recuerdan a esa época y a esos amigos, y que siempre me pone de buen humor (y un poco nostálgica...)





6. La vie en rose - Édith Piaf (1946) 



Esta canción me gusta desde siempre. Me encanta la letra y me traslada directamente a París.

Pero también es mi canción con Michael. O, mejor dicho, una de ellas porque tenemos más como No puedo vivir sin ti de Coque Malla o Can't Smile Without You de Barry Manilow (somos así de avariciosos; o de indecisos, no sé...)

La primera vez que salimos los dos solos me llevó a un sitio donde tocaban música en directo. Era una sala muy pequeñita y yo creo que allí salía a cantar quien quería porque salió un montón de gente cantando todo tipo de música.

El caso es que ésta fue una de las canciones que sonaron esa noche. Como he dicho, ya me encantaba de antes, pero desde entonces me gusta aún más porque me recuerda a nuestros inicios.




7. Feo, fuerte y formal - Loquillo y Trogloditas (2001)



Hace un par de años estábamos tomando algo en una terraza de Panticosa cuando uno de los camareros se sentó en un banco cercano con una guitarra y se puso a tocar. Era una guitarra española y el chico tocaba de fábula (de hecho, es el "culpable" de que Michael decidiera comprarse una y aprender.)

Mientras terminábamos de pagar les dijimos a los niños que se acercaran a ver cómo tocaba. Cuando fuimos a buscarles el chico se estaba partiendo de risa por la conversación que había tenido con ellos:

–¿Y vosotros os sabéis alguna canción?
–Sí
–A ver, ¿cuál?
Feo, fuerte y formal
–¡¿De Loquillo?! 😳

En aquel momento tenían 2 y 4 años.

Y es verdad que en casa nunca les hemos puesto Cantajuegos ni nada similar; escuchan la música que escuchamos nosotros, y ésa se la sabían de memoria. Es uno de nuestros greatest hits cuando viajamos en coche y, aunque hay muchas otras canciones que me recuerdan a cada uno de ellos por separado, ésta me recuerda a mis dos enanos a la vez.






Y como me temo que esto ya se ha alargado más de la cuenta, voy a parar aquí. Pero ahora te toca a ti:

¿Cuál es la banda sonora de tu vida?


Suscríbete para no perderte ni una entrada:


19 comentarios:

  1. Jajaj yo estuve de Erasmus en Stuttgart y me pasó lo mismo con las canciones horteras, pero en mi caso versión alemanas: Griechische Wein, Anita... y algún Que viva España de Imca Marina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, entonces me quedo más tranquila. Me pregunto si los que vienen aquí se irán cantando "Vivir así" y "Paquito el chocolatero"... ;D

      Eliminar
  2. Ay, qué época aquella en la que se grababan cds (yo soy de las que grabaron en cassettes, que conste - nostalgia modo on). Ahora se han sustituido por las listas de Spotify, cosa que me encanta también, eh? Y cada poco estoy haciendo alguna.
    No sé como tu hermana no os mató después de que os cargarais su cinta, jajaja.
    Son geniales todas las canciones, pero oye, como es que no hay ninguna canción actual? Las dejas para un segundo post?
    XoXo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laura. Antes de nada, yo también soy de las que grabó cassettes, que conste... ;D Y es verdad que no hay ninguna canción actual... Como tú dices, a lo mejor tengo que ponerme con un segundo post porque se me han quedado muchísimas en el tintero... Un beso

      Eliminar
  3. Qué bonito recopilatorio de canciones de tu vida, la mayoría me encantan. Es verdad que la música nos transporta a otras épocas o vivencias que hemos tenido. Es poner según que canciones y venirte a la memoria un montón de recuerdos.
    Nunca había pensado en hacer un recopilatorio así de canciones de mi vida pasando desde la infancia hasta ahora y me encanta la idea, voy a pensar en ello.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Cuando empecé a escribir el post yo tampoco tenía claro cuáles serían esas canciones, pero fue ponerme a pensar en ello y en distintas épocas de mi vida y me empezaron a venir un montón a la mente. Seguro que no te cuesta nada elaborar tu propio reccopilatorio... Un abrazo

      Eliminar
  4. Tu amigo Miguel tuvo un detallazo con vosotros!! Está genial. Comando G y Amigo Félix, madre mía, qué recuerdos... Jijijijjiji!!
    Qué bueno la historia del botón rojo y la disculpa a tu hermana en su canción Ni tú ni nadie de Alaska y Dinarama, ya ha llovido desde 1984 y nos sigue gustando esta canción...
    Mi primer lento no fue con Every breath you take de The Police, mis primeros lentos fueron con canciones de Alejandro Sanz.
    Seguro que tu época de Erasmus en Ginebra fue genial. En cuanto a la canción Alexandrie Alexandra de Claude François creo que no la había escuchado hasta ahora, pero me hago una idea de que es, como dices, todo un himno, cuando aquí ponen la de Vivir así es morir de amor de Camilo Sesto.
    La vie en rose es y será la canción aunque sea del 1946, la voz de Édith Piaf nos traslada directamente a París. Me encanta!!
    Muy buena la anécdota en Panticosa con la canción de Loquillo y TrogloditasFeo, fuerte y formal. La música siempre enriquece tanto a niños como a mayores.
    Me ha encantado el post. Un beso guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Lola! Me alegro mucho de que te haya gustado, de verdad que me hace mucha ilusión porque es un post bastante personal... ¡Y además, me delato de mala manera con el tema de la edad! ;D Un beso

      Eliminar
  5. Hola! Berenjena! Me ha encantado el post! pues menudo regalo chulo! me parece genial además en aquella época era una odisea!! grabar, bajar y había gente que se curraban recopilatorios geniales, actualmente tengo un amigo que nos sigue haciendo CDS y me hace ilu!
    Hace poco un amigo cumplió 40 y no sabía que regalarle y estábamos hablando de lo bien que lo pasábamos aquellos años cuándo teníamos 15 o 20 años y recordando la música que escuchábamos en los garitos me dijo "jo tía hazme una lista en el spoty!"pues la hice y ha sido un éxito entre muchos de lso que andábamos por los mismos sitios en los mismos momentos.
    Algunas canciones de tu banda sonora me encantan y otras me traen recuerdos inolvidables! quién no ha hecho playback de Alasca en el cole o en cualquier sitio... eso ya va en nuestro ADN jajaja.
    Que recuerdos grabar en cinta... y que no se callaban los locutores jajajaj
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Carmen! Me alegro mucho de que te haya gustado. Seguro que tu amigo se quedó encantado con su regalo, porque es verdad que las canciones tienen el poder de transportarnos a donde sea con solo unas notas, ¿verdad? Y tienes razón, no conozco a nadie que no haya cantado a gritos alguna canción de Alaska :D ¡Un abrazo!

      Eliminar
  6. jolin me ha encantado la idea, sobre todo porque hoy en dia ya se escriben temazos que marquen nuestra vida como aquellos de los 80 y 90 que quedaban en sangre jajaja... creo que tu lista me quedaria con "ni tu ni nadie" (la razon me la reservo jajajaja) pero que sepas que me has dado la idea de la vida para mejorar mi play list del movil

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegro de que te haya gustado la idea! Yo creo que la de "Ni tú ni nadie" debe estar en la banda sonora de un montón de gente, ¿verdad? ¡Ánimo con esa playlist! Besos

      Eliminar
  7. Me parece una entrada genial y tu amigo se curró un regalazo ya en sus tiempos, aunque creo que ahora también sería un estupendo regalo ya que recurrimos corriendo a lo digital en vez de a lo físico. Por otra parte la mayoría de las canciones yo las he conocido ya siendo bien mayorcita (tengo 26 años), pero alaska siempre estuvo por casa sonando ya en la radio o en el tocadiscos de mis padres. Hace muy poco estuve en un concierto de Fangoria y grité, canté y salté esa misma canción con toda mi alma. ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Me alegro mucho de que te haya gustado la entrada, y tienes razón hoy en día también sería un buen regalo -hasta se puede hacer una playlist en Spotify, ay acompañarla de una nota escrita. ¡Besos!

      Eliminar
  8. El detalle de tu amigo Miguel me parece absolutamente precioso y un gesto precioso y maravilloso para con sus amigos, no me extraña que no te hayas deshecho de él sin duda hacer esto para cada uno de sus ijvitwd

    ResponderEliminar
  9. Me parece precioso el detalle que tuvo tu amigo Miguel a finales de los 90 para con sus amigos todo un detalle para con sus invitados que además teniendo en cuento la época en la que lo hizo es de valorar más. No me extraña que no te hayas deshecho de él, es un tesoro.
    Me ha encantado la idea a lo que te ha llevado, es decir el tema del post y la banda sonora de tu vida. Algunos temas me gustan más que otros y sin dudarlo me quedo con el de "The police" 😍😍

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Sí, a mí también hay temas que me gustan más que otros, pero es alucinante cómo una canción que a lo mejor tampoco es que te apasione, sea capaz de trasladarte a un momento o a una época concreta, ¿verdad? Un abrazo

      Eliminar
  10. Pues que buena entrada con las canciones que te han acompañado a lo largo de tu vida! es ademas una buena manera de conocerte, diferente y original! La de Alaska creo que nos ha marcado a todos (que por cierto la he dejado puesta mientras te contesto!) hay algunas que no había escuchado nunca, que curioso!! lo de grabar cds es verdad, una odisea, entre el emule y quemarlos con el nero… pues un gran regalo que valió la pena porque tu sigues guardándolo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Sí que fue un gran regalo, sí, y es verdad que grabar CDs era una auténtica odisea. Me alegro mucho de que te haya gustado la entrada. ¡Un abrazo!

      Eliminar