15 abril 2019

Bizcocho de limón y coco


Bizcocho decorado con rodajas de limón


Hace mucho que no publico una receta por aquí así que hoy vengo con una que me encanta.

La receta original es de Donna Hay que, por si no la conoces, es una escritora gastronómica australiana que ha publicado tropecientos libros de cocina (26 exactamente), tiene su propia revista y varios programas de televisión. Aquí sale en Canal Cocina y durante un tiempo Michael y yo nos tragábamos todos los programas de La cocina fácil de Donna Hay, porque realmente es fast, fresh and simple (rápida, fresca y sencilla), que es cómo se llama su programa en inglés. 

Yo soy "requetefán" de la repostería con limón (el curd de limón y los lemon squares son mis dulces favoritos) así que me cuando vi este bizcocho supe enseguida que tenía que probarlo. No parecía muy complicado y tenía una pinta buenísima.



Bizcocho abierto visto desde arriba


Y así es. La receta original sale buenísima tal cual (y si no te gusta el coco, pruébala así) pero un día me dio por "tunearla" un poco y la probé con aceite de coco. No es que sea una modificación drástica pero le da un toque que le va de maravilla y desde entonces siempre la hago igual. La próxima vez a lo mejor pruebo a sustituir parte del yogur por leche de coco para darle más sabor a coco, a ver qué sale.

¿Listo para cocinar? Pues vamos allá.


Tabla de cocina con limones, yogur, azucar y un exprimidor



INGREDIENTES 

Para el bizcocho:


3/4 taza (180 ml) de aceite de coco

2 huevos

1 cucharada de ralladura de limón (1 o 2 limones, dependiendo del tamaño)

2 cucharadas de zumo de limón

1 taza (280 g) de yogur griego sin edulcorar

1 1/3 tazas (385 g) de azúcar extrafino (si no tienes puedes triturar el azúcar normal, que es lo que yo hago)

2 tazas (300 g) de harina de trigo

1 cucharadita de sal

3 cucharaditas de levadura



Para el glaseado:


3/4 taza (120 g) de azúcar 

1/4 taza (60 ml) de zumo de limón




Cucharita con ralladura de limón



PREPARACIÓN 


Precalienta el horno a 180°.

Lava bien los limones y ralla la piel con un rallador fino, teniendo cuidado de usar solo la parte amarilla porque la blanca es muy amarga.

Si no tienes azúcar extrafino (es un tipo de azúcar a medio camino entre el azúcar blanquilla normal y el azúcar glas) puedes hacerlo triturando el azúcar de siempre unos segundos en un robot de cocina o con una batidora potente. Yo lo hago con la Thermomix.

Pon en un bol el aceite, los huevos, la ralladura y el zumo de limón, el yogur y el azúcar y bátelo  todo muy bien. Si el aceite de coco está solidificado, que es lo más normal, caliéntalo antes unos segundos en el microondas para que se quede líquido, porque si no te va a costar mucho mezclarlo bien.


Limones y yogur, y detalle del bizcocho con el glaseado por encima


Tamiza la harina junto con la levadura y la sal y añade poco a poco a la mezcla anterior moviendo suavemente hasta incorporarlo todo.

Vierte la masa en un molde previamente engrasado y mételo en el horno durante 35 minutos. Cuando acabe el tiempo pincha con un cuchillo para comprobar que está bien hecho.

Mientras el bizcocho está en el horno prepara el glaseado mezclando el azúcar y el zumo de limón con unas varillas. (En la receta original usan azúcar normal pero yo prefiero hacerlo con azúcar glas o extrafino, porque si no los granos no se deshacen y se notan mucho al masticar.)

Saca el bizcocho del horno, colócalo en una fuente y vierte el glaseado por encima.

Pues eso es todo. Fácil, ¿verdad? Si te animas a probarlo cuéntame qué te parece


Plato cobre servilleta con un trozo de bizcocho y bizcocho al fondo





Suscríbete para no perderte ni una entrada:


No hay comentarios:

Publicar un comentario