14 de marzo de 2018

Cerler y Benasque: guía para disfrutar del valle y la montaña


¿Qué planes tienes para Semana Santa?

Por si todavía estás indeciso, hoy te voy a hablar de uno de mis lugares favoritos del mundo mundial: el Pirineo de Huesca, y más concretamente el valle de Benasque.

Plaza rodeada de antiguas casas de piedra


Benasque es conocido como el Chamonix de los Pirineos por su animado ambiente de montaña tanto en invierno como en verano. Y no es para menos ya que es la puerta de entrada al parque natural de Posets-Maladeta donde se encuentran los mayores picos de la península, incluido el Aneto.

Las construcciones son las típicas de montaña, de piedra y pizarra, y el pueblo está lleno de rincones encantadores en los que tan pronto te encuentras casas nobles blasonadas (como el palacio de los Condes de Ribagorza), bordas de pastores o una iglesia románica.

A 6 kilómetros de Benasque se encuentra Cerler, que probablemente asocies a la estación de esquí. Pero Cerler es también un precioso pueblo de montaña, el más alto del Pirineo aragonés según el cartel que hay a la entrada, con un pequeño casco antiguo perfectamente conservado.

El valle es espectacular todo el año y se puede disfrutar de él esquíes o no.


7 de marzo de 2018

Crema de calabaza y coco


¿Os acordáis de que hace unos meses os hablé del restaurante El Flaco? Por si te perdiste esa entrada, te resumo diciendo que es un restaurante de comida thai fusión en la que todo está para chuparse los dedos, y que si aún no lo conoces ya estás tardando... (Puedes leer la entrada completa aquí.)

Bueno, pues en El Flaco suelen poner como aperitivo una crema de calabaza y coco que está deliciosa. De hecho, siempre he dicho que si estuviera en la carta yo me la pediría como plato seguro.

Vista desde arriba de un bol de crema de calabaza decorada con sésamo.