29 de noviembre de 2017

La mejor tarta de zanahoria del mundo


Hoy es mi cumpleaños.

Cuando vi que caía en miércoles, que es justo el día de la semana en que publico entrada nueva, pensé que estaría bien escribir algo que tuviera relación con tan señalada fecha, pero no te creas que es tan fácil.

Tarta de zanahoria con icing de queso y tres velas de colores


Al principio me debatía entre ponerme trascendente con algo del tipo "Cosas que he aprendido en mis taytantos años de vida" o, por el contrario, dejarme de milongas y directamente hacer una wishlist con lo que me gustaría que me regalaran por mi cumple. Pero como lo que quería ya se lo he pedido al interesado, tampoco le veía mucha razón de ser.

Así que al final he pensado que mejor el regalo te lo hago yo a ti. Sí, sí; no pongas esa cara porque esta receta es un auténtico regalo.


A lo mejor al leer el título has pensado que estoy exagerando, pero no.

Y me baso en datos empíricos: he probado muuuuuchas tartas de zanahoria en mi vida y lo siento, pero esta se lleva la palma. Vale, es verdad que no las he probado todas, y a lo mejor hay alguna por ahí que la supera, pero lo dudo. Y para que veas que no exagero, la primera vez que la llevé al trabajo me valió no una, sino dos propuestas de matrimonio:

–¿Esto lo has hecho tú? 
–Sí
–¿Quieres casarte conmigo?

Pues así de buena está. También es cierto que entonces las tartas de zanahoria no eran tan conocidas, así que a lo mejor también hay que considerar el factor sorpresa, pero aún así.

Una cuchara con tarta de zanahoria. Al fondo está el resto de la tarta

La receta es de mi tía Inés, y esta tarta es lo primero que probé cuando llegamos a su casa de Maine. Yo debía tener unos 12 años y me acuerdo perfectamente del momento y de que mi madre decidió no decirme de qué era hasta después de probarla. Mi tía cocina de maravilla y en repostería es insuperable.

Por supuesto, la tarta de zanahoria lleva su correspondiente cobertura de queso, que está como para comérsela a cucharadas. Y, sí, yo he hecho esa gochez con las sobras en más de una ocasión, y me consta que no soy la única. (A mi hijo me lo he encontrado con la cabeza literalmente dentro del bol rebañando las sobras, y eso que no le gusta el queso.)


Varillas con crema de queso y al fondo un cuenco lleno de cobertura.

Aunque no tiene ningún misterio, conseguir una textura firme no es tan fácil. Lo normal es que se quede más líquida de la cuenta, como si fuera una crema, pero tengo un remedio infalible y te lo cuanto más adelante. Así que mira por dónde, te llevas doble regalo.

Pero vamos allá:

Ingredientes

Para la tarta:

2 tazas (255 g) de harina
2 cucharaditas (10 g) de levadura
2 cucharaditas (10 g) de bicarbonato
2 cucharaditas (10 g) de canela
2 tazas (400 g) de azúcar
1 taza (200 g) de aceite
4 huevos
2 tazas de zanahorias ralladas
1/2 taza de nueces picadas

Para la cobertura:

1/2 taza (115 g) de mantequilla
1 tarrina Philadelphia
1/2 cucharadita de extracto de vainilla
250 g azúcar glas


Zanahoria rallada y entera


Preparación

  • Tamizar juntos la harina, la levadura, el bicarbonato y la canela. (Si no tienes tamizador puedes usar un colador como hago yo)
  • En otro recipiente batir juntos el azúcar, el aceite y los huevos.
  • Incorporar la mezcla de harina poco a poco, batiendo hasta lograr una masa homogénea y sin grumos.
  • Añadir las zanahorias y las nueces mezclando para que se repartan bien.
  • Verter en un molde previamente engrasado y meter en el horno precalentado unos 40 minutos a 180º. (Hay que hacer lo de pinchar en el centro con un palillo para ver si está lista.)

Tengo que confesar una cosa: esta receta no es infalible. Llevo años haciendo esta tarta sin ningún problema y sin embargo, de un tiempo a esta parte no sé por qué, cada vez que la hago se me hunde un poco (y alguna vez un mucho) por el centro. No tengo ni idea de a qué se debe porque no he cambiado nada, pero puede que mi horno caliente más de la cuenta porque parece que bajando la temperatura a 165º-170º y dejándola más tiempo en el horno la cosa mejora.

Aun así, no dejes que esto te eche para atrás. Ya te digo que durante años la hice sin ningún problema pero es que, además, está tan buena que hasta más feíta y con el centro chafado merece la pena. 

Para la cobertura:

La receta original decía que había que mezclar todo y listo, pero de esa forma no queda lo bastante firme. El truco está en batir por partes, y te prometo que esta receta sí que queda siempre perfecta así que te la puedes apuntar para otras tartas y cupcakes.


Cuenco rosa con lunares blancos relleno de icing de queso


Eso sí, utiliza mantequilla de verdad, y a ser posible una de las buenas. Lo mismo pasa con la vainilla: como ya dije en el post de las recetas con membrillo es mucho mejor usar un extracto natural.

Es importantísimo que la mantequilla esté a temperatura ambiente porque si está demasiado fría se forman unos grumos que no hay manera humana de quitar. Créeme, hablo desde la experiencia; ni pasándolo por la Thermomix desaparecen. 

  • Mezclar el azúcar con la mantequilla hasta que se monte y quede una mezcla cremosa. 
  • Añadir la vainilla y el queso previamente ablandado con un tenedor y batir hasta conseguir la textura deseada.

Y eso es todo. Una vez que la tarta está fría solo hay que desmoldarla, extender la crema y zampar.

Tarta de zanahoria con cobertura de queso



Cuéntame si te animas a probarla, ¿vale? Tengo curiosidad por saber si es sólo mi horno el que me está haciendo jugadas.

Y si por casualidad estás pensando hacerme un regalo tú a mí, aquí tienes mi wishlist: comenta, comparte y/o suscríbete. ¡Gracias! 😉



Suscríbete para no perderte ni una entrada:


18 comentarios:

  1. Pero... Y por qué yo no la he probado???
    No puedes hacer una aseveración tan contundente si YO no la he probado...

    ¿Este fin de semana??? Sin presión, ehhh

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿De verdad que no la has probado? ¡Pues este fin de semana la tendré que hacer, claro! Un beso

      Eliminar
  2. felicidaaades guapetona...!!esta tarde voy a disfrutar de este buen regalo haciéndome una para mi mismo, eso si, me la pienso comer a tu salud!! besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Ya me dirás, ya... Vas a ver cómo te pones las botas. ¡Un beso!

      Eliminar
  3. muchas felicidades!!!pintaza tiene esa tarta...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Cristina! A ver si para la próxima reunión en el chalet la hago, ¿vale? Un beso muy fuerte

      Eliminar
  4. Ginny la voy a probar y luego te cuento! Si se te hunde no estarás abriendo el horno antes de tiempo no? Y lo que puedes hacer es cocinarla a la temperatura de siempre y a mitad de tiempo le colocas papel metalizado para que no se queme porque igual al bajar la temperatura no se te cocina tan bien bueno te cualquier manera tiene pintaza!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! No, cuando se hunde es antes de abrir el horno... Intentaré lo del papel, pero eso me da miedo porque supone abrir el horno demasiado pronto. En fin, ya te diré. ¡Gracias por el consejo!

      Eliminar
  5. Muchas felicidades, pero aquí tengo que discrepar y es que la mejor tarta de zanahoria la hace mi madre jajajaja estoy deseando que llegue Navidades para comerla pq como le lleva mucho trabajo es el único momento en que la hace, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que con esto pasa como con las croquetas: las de una madre son siempre las mejores, así que no te lo voy a discutir ;D ¡Un abrazo!

      Eliminar
  6. Hola Lo primero de todo muchas Felicidades, disfruta de tus treitantos cumpleaños.
    Espero que el interesado haya hecho caso de tu whish list y junto con la tarta de zanahoria el día de tu cumpleaños haya haya resultado perfecto.
    Que bien que dejes la receta de la tarta de zanahoria, intentaré hacerla, pero hay un problemilla, la mejor tarta del de zanhoria del mundo la hace mi madre!!! jajajajja.
    Y veo por los comentarios que hay muchas madres que hacen la mejor tarta de zanahoria del mundo jajajaja, a si que esto se va a convertir en un concurso de tartas de zanahoria jajaja.
    Besostes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Jajajajaja! Ya lo estoy viendo, y te digo lo mismo que decía más arriba, no se me ocurre entrar a discutíroslo. Ahora, si montamos un concurso ¡me pido hacer de jurado! Un beso ;D

      Eliminar
  7. Hola guapa!

    Lo primero felicitarte por tu cumpleaños y que tuvieses un día genial rodeada de tu familia y amigos.😘😘😘

    Ahora vamos al grano jajajaja No soy muy de tartas porque el dulce no es mi fuerte, pero las tartas de zanahoria me llaman mucho la atención. Espero probar pronto La mejor tarta de zanahoria del mundo y ya te contaré. Si se queda un poco baja por el centro a mi me da igual, lo que realmente importa es que esté rica y esta tiene una pintada.

    Un beso 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Clara! Pues aunque no seas muy de dulce me atrevo a apostar que esta seguro que te gusta. ¡Ya me contarás! Un beso

      Eliminar
  8. Ayyy, me pasó lo mismo que a ti la primera vez que probé la tarta de zanahoria, no me dijeron de que era hasta que la probé jajaja No es que sea mi favorita, pero si la hacen bien está super sabrosa. Habrá que aprender a hacerla para tener propuestas múltiples de matrimonio, ¿no? Feliz cumple con retrasooo, bss!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Paula! Es que no hay manera de saber que lleva zanahoria, ¿verdad? Vamos, yo no lo habría adivinado ni en un millón de años... Ya me contarás si te sale algún pretendiente ;D ¡Besos!

      Eliminar
  9. Yo la probé hace años, la hacia mi ex y no estaba mal pero confieso que no está entre mis tartas preferidas (aunque nunca se lo dije xD), de todas maneras he cambiado mis gustos en el tema postres y deberia volver a probarla a ver si esa impresion ha cambiado, intentare probar tu tarta ver que tal, ya te contare!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Pues eres la excepción que confirma la regla, porque creo que no conozco a nadie a quien no le encante la tarta de zanahoria. Si te decides a darle otra oportunidad cuéntamelo, porfa, me encantará conocer tu opinión. ¡Un abrazo!

      Eliminar