8 de noviembre de 2017

Cenas Adivina: mucho más que una cena


¿Qué te parecería el siguiente plan?

Ir a cenar a casa de una amiga donde, además de comer rico, pudieras juntarte con un grupo de personas con inquietudes afines para charlar relajadamente sobre un tema que os interesa a todos, de la mano de un experto en el tema en cuestión.

¿No es un planazo? Pues claro que sí, porque cuando juntas buena gente, buena charla y buen comer, las cosas solo pueden salir bien.


Detalle decorativo de unas botellas de cristal con velas y una pizarra donde pone Cenas Adivina - Silvia

Pues eso es precisamente en lo que consisten las Cenas Adivina.

Y detrás de este proyecto está Silvia, la amiga que pone la casa y que, aunque no os hayáis visto nunca, nada más llegar te hará sentirte tan a gusto como si os conocierais de toda la vida.

Silvia tiene el don de hacer que la gente se sienta cómoda al instante. Le encanta recibir, y un día se le ocurrió la idea de abrir las puertas de su casa de Madrid para organizar cenas temáticas en las que reunir a gente dispuesta a compartir sus conocimientos y experiencias con personas que quisieran aprender de ellas, en un ambiente relajado y distendido.

Retrato en blanco y negro de Silvia Moreno, de Cenas Adivina
Foto: ® Cenas Adivina

Cenas Adivina lleva ya casi cuatro años funcionando, aunque yo no me enteré de su existencia hasta la primavera pasada.

En todo este tiempo el proyecto ha ido evolucionando y creciendo. A pesar de su nombre no son solo cenas, también hay brunch, y ya no son sólo en su casa, ni tampoco exclusivamente en Madrid.

Ha habido Cenas Adivina en ciudades como Barcelona, Zaragoza, Alicante, Valencia o Bilbao, e incluso fuera de España (hace poco hubo una reunión en Londres y a finales de este mes habrá otra en Miami.)

Los temas que se tratan en cada velada son de lo más variado: emprendimiento, crecimiento personal, educación, familia, arte... Hay de todo así que, si te parece un buen plan (y créeme que lo es), seguro que encuentras uno que se adapte a tus intereses.


Mujer con trenza vista de espaldas que sujeta un móvil mientras graba.
Foto: ® Celia López Orland

Yo me estrené hace un par de semanas en una cena que llevaba por título "Viajar en familia".

Si me conoces ya sabes que es un tema que me apasiona; y si no, no te preocupes que te lo cuento ahora mismo: soy una firme defensora de que con niños se puede viajar prácticamente a cualquier parte.

De hecho, en el blog tengo varios posts sobre el tema y si tienes interés los puedes leer aquí: Viajar con niños7 consejos para volar con niños e Inventos geniales para viajar con niños.

Pero es que encima las expertas eran Clara B Martin y Johanna Saldón, autoras de sendos blogs de viajes que sigo desde hace tiempo así que me hacía especial ilusión escucharlas y conocerlas.

Clara es fotógrafa y su blog está lleno de fotos maravillosas de las que hacen que quieras dejarlo todo y salir corriendo a esos lugares. Y Johanna además de periodista es la autora del blog Mamás Viajeras, y ha sido reportera y redactora de numerosos programas de viajes en televisión.


Grupo de personas charlando
Foto: ® Celia López Orland

Tengo que decir que llegué a la cena con una sensación un poco rara. Se supone que no conocía a nadie pero a Silvia, Clara y Johanna las sigo por Instagram, y se me hacía extraño saber un montón de cosas de la vida de unas personas que no tenían ni la más remota idea de quién era yo.

No me había pasado nunca y me sentía un poco groupie, pero me encantó poder "desvirtualizarlas" y conocerlas en persona. ¡Y encima son más majas que nada!

En esta ocasión la cena no fue en casa de Silvia sino en La Ñ de Armiñán, un local precioso en el Pinar de Chamartín. Y, mira por dónde, da la casualidad de que a Elsa, de Armiñan Catering, la conocía porque hace un par de años nuestros hijos fueron compañeros de clase.


Salmón marinado y plato de embutidos

Cesta de calabazas decorativas y rollitos
Fotos: ® Celia López Orland

Cenamos estupendamente (de pie para poder movernos libremente y charlar con todo el mundo) antes de sentarnos y empezar con la tertulia. Había gente muy interesante y de lo más variopinto porque aunque a todos nos unía el interés por el tema, lo cierto es que luego cada uno era de su padre y de su madre. 

Por cierto que bastantes de los asistentes eran "repetidores" (lo que dice mucho a favor de estas cenas) y algunos incluso habían participado como expertos en alguna edición. No es raro que de estas cenas salgan otras, y no me extrañaría nada que de la del otro día saliera una...

Así que si te gusta el plan y quieres saber qué cenas hay en los próximos meses corre a consultar el calendario de Cenas Adivina porque las plazas se agotan. Yo me he quedado fuera de la de Federica & Co. en Cantabria, pero hay por lo menos un par de ellas más a las que espero poder asistir.

Y tú, ¿te apuntas?



Suscríbete para no perderte ni una entrada:


12 comentarios:

  1. Uuyyy... qué planazo parece...
    He visto un par que me pueden interesar a mí y uno a Cris...

    Veremos si podemos participar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya me dirás cuáles, a ver si podemos ir juntos. ¡Besos!

      Eliminar
  2. Me encanta la idea!!! Has ido a alguna???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Sí, Ana! Estuve en la de "Viajar en familia" hace dos semanas y me encantó. Y hay un par más a las que quiero ir. Si te apetece alguna avísame, a lo mejor podemos ir juntas. ¡Besos!

      Eliminar
  3. Que entrada más interesante! Una iniciativa muy original para ampliar la mente y conocer a gente afín. Le echaré un vistazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Sí, hazlo! De verdad que están fenomenal y seguro que encuentras alguna que te interese. ¡Ya me contarás! Un beso

      Eliminar
  4. De lo que me acabo de enterar, en serio que no conocía este tipo de cenas y la verdad es que me resulta muy curioso e interesante.
    La idea me llama muchísimo la atención y el nombre está genial “cenas Adivina”
    Tiene que estar genial a la vez que cenas algo rico poder entablar tertualias con personas afines o que al menos se metan en la conversación.
    Me gustaría probarlo aunque por lo que dices es muy limitado... así que iré mirando cuando hay una en Madrid y si me puedo escapar y consigo no quedarme sin “plaza” poder probar la experiencia!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Me alegro de que te haya gustado. Son plazas limitadas porque se trata de que haya una conversación así que no puede ser algo multitudinario, pero tampoco se llenan al minuto (bueno, unas más que otras, claro...) Pero sí, míralo porque seguro que hay alguna que te interesa. ¡Y a lo mejor hasta coincidimos por ahí! Un saludo

      Eliminar
  5. Madre mía que bonito por favor! Y es que además lo explicas todo de una manera tan amena que me apetece salir corriendo y pedir cita. Tomo buena nota para cuando vaya a Madrid a ver a la familia. De todas formas consultaré la web a ver en más ciudades se hacen estas cenas para ver si puedo ir a alguna. A mi me encanta conocer gente nueva, así que no tengo reparos en experimentar una cena de este tipo.

    Ha sido un gustazo leerte. Hasta la próxima!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Gladys! No sabes la ilusión que me hace tu comentario. Me alegro muchísimo de que te haya gustado la entrada, y de verdad que las cenas están fenomenal. Espero que tengas ocasión de ir a alguna. ¡Un beso!

      Eliminar
  6. Creo que yo también me sentiría como tú al principio. Según iba leyendo tu post poco a poco me resultaba el plan de confianza, algo diferente, cercano...
    los temas de conversación, puede que no sea de lo que mejor se me diera pero por probar por qué no.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Ya te digo que yo iba sola y sin conocer a nadie, pero no me sentí colgada ni incómoda ni un momento, ¡todo lo contrario! El ambiente es estupendo y Silvia hace que te sientas cómoda desde que entras por la puerta. ¡En cuanto pueda vuelvo!

      Eliminar