18 de julio de 2017

Viajar con niños


Siempre me ha gustado viajar. Desde que yo recuerde, la idea de conocer mundo siempre me ha llamado la atención. Unas navidades cuando era pequeña me regalaron un juego que se llamaba Buen Viaje. El juego tampoco era nada del otro mundo, la verdad, pero yo siempre quería jugar. Tenía unas tarjetas con fotos de monumentos que había que recorrer en un tablero de mapamundi, y cuando no conseguía convencer a nadie para que jugara conmigo me pasaba el rato estudiándome las fotos (recuerdo que las de la Casa Rosada y el Taj Mahal me tenían fascinada.)



Años después tuve la suerte de conseguir un trabajo que me permitió sacar al Willy Fogg que llevaba dentro. Fue una época estupenda, sin nadie a quien rendir cuentas cada vez que quería agarrar el petate y subirme a un avión, que era con bastante frecuencia (y sí, llegué hasta la Casa Rosada y el Taj Mahal.)


Luego vinieron los niños y, obviamente, cambiaron mis prioridades pero no se me quitaron las ganas de viajar. Por suerte mi marido y yo en esto nos parecemos bastante, y aunque no nos ha quedado más remedio que bajar el ritmo, seguimos viajando todo lo que podemos; a veces (las menos) sin niños, y otras con ellos. Porque como bien dice un amigo mío, lo mejor del mundo es viajar sin niños, pero entre viajar con ellos o quedarse en casa, yo lo tengo claro. Y lo cierto es que a mí me encanta llevármelos de viaje, me lo paso muy bien con ellos, y me hace ilusión ver que algo se les está pegando cuando de repente me sueltan un: "mamá, hace mucho que no montamos en avión..."


El primer viaje de Sofía fue a Lisboa cuando tenía dos meses, y a los dos años ya había estado en Grecia, Brasil, Turquía, Italia, China y Canadá (a partir de Italia fuimos también con Daniel.) Mucha gente se asombra de que hagamos viajes tan largos con ellos, sobre todo cuando eran más pequeños, pero el caso es que, en mi experiencia, viajar con niños es fácil y son mucho más todoterreno de lo que nos imaginamos.

Éstas son las cosas que más me repite la gente:
  • No merece la pena llevarles a esos sitios porque los pobres no se van acordar de nada.
Desde luego que no se van a acordar de haber estado en la Gran Muralla china cuando tenían dos años, por ejemplo, pero eso no quiere decir que no merezca la pena. Tampoco se acuerdan de los cuentos que les lees a esa edad y sin embargo lo haces, porque lo que cuenta es la experiencia: ven sitios diferentes, conocen a gente distinta, comen cosas que en casa no probarían y aprenden a estar en situaciones nuevas. Y yo estoy convencida de que todo eso se les va quedando. Además, tú sí lo vas a recordar, y descubrir el mundo a través de los ojos de tus hijos es maravilloso.




  • Son demasiado pequeños para un viaje tan largo. 
Los trayectos largos en avión (o en tren, o en coche, da igual) son una pesadez para los mayores y para los pequeños. Eso es así. Pero lo cierto es que luego los niños te sorprenden y dan muchos menos problemas de los que nos creemos. De bebés se quedan dormidos en cualquier sitio, y en cuanto son un poco más mayorcitos todo es una novedad, así que suelen estar muy entretenidos con todo lo que hay a su alrededor. Y además hay que aprovechar mientras son pequeños porque a partir de los dos años el precio del billete de avión es prácticamente el mismo que el de un adulto.

(En el siguiente post te cuento qué hago yo para hacer más llevaderos los vuelos con niños.)

  • Se cansan enseguida. 
Sí, obviamente, se cansan antes que nosotros, así que es fundamental cambiar el chip. Un viaje con niños siempre va a cundir menos porque hay que hacer más pausas y hay que llevar otro ritmo. No tiene sentido programar un montón de visitas y una agenda repleta de actividades porque lo más seguro es que no dé tiempo ni a la mitad, y eso frustra a cualquiera; y si, por algún casual, conseguimos cumplir el programa, seguramente sea a costa de nuestra salud mental o, lo que es peor, de la de los niños. Nosotros somos muy poco ambiciosos en ese sentido (es algo que hemos aprendido a la fuerza) y vemos lo que buenamente podemos. Ya habrá ocasión de volver, y si no la hay, por lo menos habremos disfrutado de lo que sí hayamos visto.


  • Hacer la maleta es muy complicado porque necesitan llevar muchas cosas.
Sí y no. Yo creo que es tan complicado como lo queramos hacer nosotros. A menos que te vayas al fin del mundo, lo más probable es que encuentres de todo fácilmente. Y no todo lo que en casa te parece imprescindible lo es. Cuando llevamos a Sofía a Lisboa nos quedamos en un apartamento nuevo y precioso, con un baño estupendo pero que no tenía bañera. Pero nos apañamos perfectamente en el bidé y nos podríamos haber apañado igual de bien en el fregadero de la cocina. Cuando fuimos a Brasil (ese viaje sí que fue una aventura), Sofía ya tenía 10 meses y lo único que me llevé para no tener que comprar ahí fue la leche de continuación. Los potitos, pañales y cereales los encontré sin problema; al fin y al cabo, en Brasil también hay niños. No eran las marcas que yo usaba, y a día de hoy sigo sin saber lo que es la mandioquinha que le daba en los potitos, pero el único problema que recuerdo fue alguna fuga con unos pañales de calidad más bien regular.

Ya ves que al final tampoco es tan complicado. Así que si estás dándole vueltas a algún viaje, no dejes de hacerlo sólo porque tienes niños. Siempre te puedes quitar el miedo empezando por un destino fácil, como una escapada corta a alguna ciudad europea. Y si puedo ayudarte en algo, no dudes en preguntarme.

Dime, ¿te animas?


Suscríbete para no perderte ni una entrada:


42 comentarios:

  1. No es nada complicado en realidad es cuestión de organización, yo tampoco he dejado de hacer nada ni de viajar por el hecho de ser madre.
    Los niños se adaptan fácilmente a todo.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad que sí? Yo creo que normalmente somos los padres los que ponemos los problemas a la hora de viajar con niños. Un saludo

      Eliminar
  2. Me cuesta pensar en viajes largos con mi bebé la verdad. No me lo planteo de momento porque eso de que este quieta tanto rato en sus 20 meses tan aventureros, lo veo complicado. Aún así, si que pienso que a veces va mejor que como nos lo pensamos. Viajamos este Diciembre a Inglaterra. Ya te contaré.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tampoco hace falta irse al otro lado del mundo, desde luego. De lo que se trata es de no dejar de hacer esos viajes que queremos por creer que ellos van a ser un problema, porque probablemente no lo sean. Verás qué bien lo pasáis en Inglaterra, y sí, cuéntame, porfa, me encantará saber cómo os ha ido. Besos

      Eliminar
  3. Me encanta!!!! No sabes como me identifique con tus lineas!!! y te digo una cosa... No escuches a nadie... Mis hijos ya son grandes y sus momentos mas felices son esos en lo que agarrabamos rumbo hacia quien sabe donde con una maleta en mano, y con un ritmo espeluznante (para peques), sin horarios de comidas, de sueño... pero te digo una cosa... quizá de algunos sitios si se acuerdan, de otros no, pero en cada uno aprendieron algo nuevo y el lazo familiar se fortalece enormemente. Mientras puedas llevalos contigo a todas partes y disfruta de ellos, algún día te lo agradecerán y habrás creado adultos con la necesidad de conocer nuevos mundos. Saludos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bien! Yo también creo que para ellos es un regalo (tanto si se acuerdan como si no), y tienes muchísima razón en que los lazos familiares se fortalecen. Me alegro muchísimo de que tus hijos (y vosotros) lo hayáis disfrutado tanto. Un beso

      Eliminar
  4. No creo que sea complicado sólo hay que adaptarse al ritmo de ellos. Realmente si nos fijamos los extranjeros siempre viajan con sus hijos y disfrutan del momento.
    Yo también lleve ami hija conmigo siendo pequeña y aunque ella no se acuerde de ciertos sitios yo si tengo esos recuerdos maravillosos de haber compartido experiencias con ella.
    Gracias por compartir tus experiencias.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Tienes toda la razón, no se trata de si se acuerdan o no después, sino de haber disfrutado de esos momentos. Yo también tengo recuerdos maravillosos de todos los viajes y la experiencias compartidas con ellos. Un abrazo

      Eliminar
  5. Hola! Estamos de acuerdo. No tiene sentido privarnos de todo porque tenemos niños pequeños. Además, les estamos robando a ellos experiencias fascinantes. La gente dice: "No se van acordar", pero mis hijos (ya son adolescentes) y todavía se acuerdan de viajes que hicimos cuando estaban bastante pequeños. La vida es para disfrutarla y experimentar. Eso es lo único que nos queda al final. Gracias por compartir. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti por comentar. ¡Qué razón tienes! Los viajes son experiencias que les regalamos a nuestros hijos, y es verdad que se acuerdan de más de lo que nos creemos. Pero aún así, eso es secundario: los míos no se acordarán de haber estado en la muralla china, pero todas las experiencias que vivieron allí de un modo u otro les quedan. ¡Un abrazo!

      Eliminar
  6. Toda una familia viajera, un poco de organización y ganas es todo lo que se necesita, eso de hacer "planes de niños" como si viajar no fuera un plan de niños es todo un error, por lo menos es lo que yo creo, me habría encantado de pequeñas haber conocido cosas con mis padres, un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón: ganas, un poco de organización y ¡en marcha! Viajar es el mejor plan de niños. ¡Un abrazo!

      Eliminar
  7. Mi hija tiene casi 4 años y cuando hago realmente viaje de vacaciones es con las vacaciones de verano. Es cuando tengo más tiempo y el dinero no me permite hacer varias escapadas al año. Este año si fuimos un fin de semana a Gijón, y aunque se nos hizo breve y no vimos mucho por el mal tiempo, si fuimos al Acuario y eso le encantó. Hace un par de semanas hemos ido a Tenerife y le ha encantado el viaje a mi hija. Ademas, era la primera vez que iba en avión y fué toda una experiencia. Lo malo es que el vuelo para ir lo perdimos porque nos perdimos buscando donde dejar el coche y nos tocó sacar otro vuelo para el día siguiente (y mucho gasto al final..pero bueno). Lo importante es todo lo que disfrutamos el resto de días allí. El año que viene no creo que haga un viaje de muchos días, pero si haré una escapada. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Vaya faena lo de perder el vuelo! Pero me alegro de que por lo menos disfrutarais de los días que estuvisteis allí. Realmente da igual a donde vayas, pero lo de viajar con niños es una experiencia muy valiosa para padres e hijos, aunque solo sea una escapada. A mí me encanta verles descubrir y disfrutar cosas que en casa no tienen. ¡Un abrazo!

      Eliminar
  8. hola guapa, que bien este post, le va a encantar a todos los papis, porque les dara ideas, ya que no es facil viajar con niños, hay que mirar diferentes destinos o incluir cositas para ellos y que no se aburran

    ResponderEliminar
  9. Estoy contigo, a mi también m gusta viajar, antes lo hacía sin niños, ahora ya ni me lo planteo, somos un pack indivisible, así que salvo las ocasiones menores en las que salimos nosotros dos solos, viajamos todos. Nunca me plantee dejar de viajar por la edad de los niños, la verdad es que si vigilas sus horarios, todo marcha fenomenal. Yo ahora siempre intento instalarme en apartamento en lugar de hoteles, porque seguimos mejor nuestro propio ritmo, pero por lo demás está comprobado, los niños se adaptan. Y creo firmemente que viajar es un gran plan en su educación, así que yo encantada de viajar con niños. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Yo hago lo mismo: a menos que sea una escapada muy corta también prefiero apartamento. Con los niños te da mucha más libertad. Y estoy totalmente de acuerdo contigo en que viajar es maravilloso para su educación. Muchas gracias por tu comentario y un abrazo.

      Eliminar
  10. hola Berenjena, mira que mi novio y yo cuando hablamos de casarnos y tener hijos siempre le digo que si tenemos hijos ya no podremos viajar, pero ahora que leo tu experiencia supongo que será hermoso ver que ellos descubran las mismas maravillas que nosotros incluso serán recuerdos muy valiosos y lindos para ellos.
    Gracias porque la verdad que me has cambiado la perspectiva!
    un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡No sabes cómo me alegra que me digas eso! Si de verdad os gusta viajar, no dejéis de hacerlo por tener niños. De verdad que es una experiencia maravillosa para todos... aunque a veces te desesperes –pero eso pasa también si te quedas en casa... ;D Un beso

      Eliminar
  11. Ufff aun no me ha llegado el momento de tenerme que preocupar por ello aunque en esta vida, todo llega! Yo también adoro viajar y estoy segura de que siempre se podrá preparar de algun modo, más lento obviamente como tu ya bien recalcas, para hacerlo con los peques
    Besos desde JustForRealGirls

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Claro que sí! Si te apetece viajar, con niños puedes seguir haciéndolo perfectamente. ¡Un abrazo!

      Eliminar
  12. Pues está muy bien que con tu juego de peque ya empezaras con esta curiosidad de viajar y luego que el trabajo te ayudara en ello! y bueno, tener hijos no significa dejar de viajar, solo faltaría, lo que viajas es diferente, como dices es cuestión de cambiar el chip, hacer más pausas, no llevar tantas cosas (ni suyas ni nuestras vamos…), me ha gustado que nos compartas tu experiencia y así la gente cambia esos tópicos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. La verdad es que siempre me ha gustado muchísimo y me alegro de poder pasarles esta inquietud viajera a mis enanos. ¡Un abrazo!

      Eliminar
  13. Hola! Me ha gustado mucho tu entrada a la verdad es que viajar con niños es un tema complicado ya que hay que tener una buena organización, los consejos que nos compartes van muy bien para tener en cuenta eso me gusta mucho, yo no tengo niños pero tengo primas pequeñas y es que salir con ella es amarce de valor, pero como dices tu solo hay que cambiar el chip. Muy buen post guapa! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Kenny. Es verdad que las primeras veces, hasta que ves lo que te funciona, hay que armarse de valor, pero luego te das cuenta de que no están complicado, y de que el esfuerzo merece mucho la pena. ¡Un abrazo!

      Eliminar
  14. Hola guapa, yo para eso soy como tú pero mi marido es más conservador y piensa que es malgastar el dinero. Yo creo que una experiencia como esa es fantástica para ellos, para abrirles la mente.. y también para nosotros porque como bien dices en todos sitios hay niños. De este año no pasa que MIguel sale fuera y si no quiere su padre me lo llevaré yo jajaja aunque sí, con 5 años el avión ya va al mismo precio, tiene telita. Muaksss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del precio de los aviones es alucinante. Y además, hacen que te crees ilusiones porque tienes que rellenar lo de niño aparte, y luego el precio es el mismo... En fin... A ver si convences a tu marido porque estoy segura de que luego será él el que más disfrute. Puede que tu hijo luego no se acuerde de mucho (aunque con 5 años verás como sí) pero desde luego vosotros lo recordaréis seguro. ¡Besos!

      Eliminar
  15. está claro que te cambia la forma de viajar, puede que los alojamientos, los destinos y tal pero no entiendo esas parejas que son padres y no viajan, además, los niños se adaptan muy bien, tienen la mente a veces mucho más abierta que los mayores y creo que desde pequeños empiecen a conocer lugares, sitios y costumbres diferentes a las suyas, es muy beneficioso. Mi pareja tiene dos nenas de casi 10 años y me han sorprendido mucho en ese aspecto, sobre todo a la hora del coche, que sí, trayectos largos, pero como tú dices, se duermen en seguida y luego tienen las pilas más cargadas que nosotros jejejej Un besazoooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Mavi! A mí también me cuesta entenderlo. Vamos a ver, si no te gusta viajar, pues entiendo que con niños no te va a apetecer más. Pero si es algo que siempre has hecho y te gustaría seguir haciendo, no hay por qué dejarlo. Y desde luego, para ellos es un regalo y sin lugar a dudas tienen la mente mucho más abierta que nosotros. Es verdad que se aprende mucho viajando con ellos. ¡Un beso!

      Eliminar
  16. Hola Guapa! Me ha encantado leer tu post porque también este año nos hemos aventurado a viajar con la peque y se la ha bancado muchísimo mejor de lo que creíamos. El primer viaje fue a colombia, empacamos mil cosas, teníamos mucho miedo que le diera dolor de oído o mil cosas más que leíamos, fue el mejor viaje del mundo y ella la mejor compañera de viaje. Luego un eurotrip con mis padres y ella feliz de conocer todo!! Obvio lo de las pausas y descansos es para tener en cuenta (pero para ser justos, mis padres pedían más descansos), lo de ajustarse es verdad, al principio empacaba por si acaso y no hay nada que no se pueda adquirir en un supermercado. Me entraron ganad de armar un viaje ya mismo con ese piojito que se porta de maravilla. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Qué bien que hayas disfrutado tanto los viajes con tu niña. En mi primer viaje me pasó lo mismo que a ti, iba un poco temerosa por todo lo que pudiera pasar y luego no solo no pasó nada sino que encima se portó de maravilla. Así que ánimo con el próximo, y ya me contarás. ¡Besos!

      Eliminar
  17. Yo creo que es cosa de voluntad y de entender que es un niño y no un adulto y por ende sus necesidades son distintas, ademas de que aun cuando son niños se les abre un mundo completo y aprenden mucho mas de lo que uno cree, a mi me llevaron mucho de viaje cuando era pequeña y a pesar de que no me acuerdo mucho de los lugares, se que mi vida seria muy distinta de no haberlo hecho, tal vez nisiquiera tendria el hambre de seguir conociendo y visitando lugares, no tengo niños pero me ha encantado tu entrada, espero que sigan cononciendo muchos lugares mas los 4.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Yo también tuve la suerte de viajar mucho con mis padres de pequeña, y también creo que es por eso que me gusta tanto. Me alegro de que tú también tengas y disfrutes esa inquietud. ¡Un abrazo!

      Eliminar
  18. Creo que la clave está en organizarse, aunque en lo personal decidí no viajar mientras fuesen pequeños porque quería que cuando lo hicieran esos recuerdos quedarán en su memoria, ahora ambos están en una buena edad como para empezar nuevas travesías, me han sido de mucho interés enterarme de tu experiencia cuando viajas con niños, las fotos como siempre espectaculares.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Rebeca. Sí, la clave como tú dices es organizarse... ¡y relajarse! Muchas veces nos agobiamos innecesariamente. Me alegro de que ahora ya puedas disfrutar de tus aventuras con ellos. ¡Un abrazo!

      Eliminar
  19. Cuando se viaja con niños hay que organizarlo de otra manera, organizar actividades para ellos (que no falten los parques) y renunciar a algunas cosas. Esto también me lo contaban mis padres, que desde pequeña me sacaban de casa, pero nunca tan lejos. Era otra época jeje, bss!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Sí, lo de las actividades para ellos y renunciar a cosas es impepinable! Un beso

      Eliminar
  20. Hola!! Me encanta demasiado esta entrada , que genial haber tenido la oportunidad de ir de viaje, sobre todo luego ir con los niños, y tantos países se crean recuerdos inolvidables y me fascinaaa! Si tuviera hijos no dudaría en ir con ellos! Me encanta!
    Ojala a a muchos padres que no se atreven aun a viajar se motiven!
    Saludooos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Muchas gracias por tu comentario. Un abrazo

      Eliminar
  21. Totalmente de acuerdo con tus argumentos!! Yo viajo con mi hija desde que nació y y hemos hecho viajes largos con ella por todo el mundo desde bebé. No concebimos salir de viaje sin ella! Y aunque no se acuerde en el futuro, ahí estarán las fotos (y mi blog) para recordárselo! ;-) Además, ¡¡¡viajar les enseña un montón!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Claro que sí! Para ellos es súper enriquecedor, lo recuerden o no. Yo soy de la opinión que todo queda y todo va sumando, aunque sea de forma inconsciente. Y, además, como decían por aquí, es algo es estrecha muchísimo los lazos familiares. Así que ¡a seguir disfrutando de loa viajes con tu hija! Besos

      Eliminar